EL TAZON DE MADERA








El viejo se fue a vivir con su hijo, su nuera y su nieto de cuatro años.
Ya las manos le temblaban, su vista se nublaba y sus pasos flaqueaban.
La familia completa comía junta en la mesa, pero las manos temblorosas y la vista enferma del anciano hacían el alimentarse un asunto difícil.
Los guisantes caían de su cuchara al suelo y cuando intentaba tomar el vaso, derramaba la leche sobre el mantel.

El hijo y su esposa se cansaron de la situación.
“Tenemos que hacer algo con el abuelo”, dijo el hijo. “Ya he tenido suficiente, derrama la leche, hace ruido al comer y tira la comida al suelo”.
Así fue como el matrimonio decidió poner una pequeña mesa en una esquina del comedor. Ahí, el abuelo comía solo mientras el resto de la familia disfrutaba la hora de comer. Como el abuelo había roto uno o dos platos, su comida la servían en un tazón de madera. De vez en cuando miraban hacia donde estaba el abuelo y podían ver una lágrima en sus ojos mientras estaba ahí sentado sólo. Sin embargo, las únicas palabras que la pareja le dirigía, eran fríos llamados de atención cada vez que dejaba caer el tenedor o la comida.






El niño de cuatro años observaba todo en silencio. Una tarde antes de la cena, el papá observó que su hijo estaba jugando con trozos de madera en el suelo. Le preguntó dulcemente: “¿Qué estás haciendo hijito?”. Con la misma dulzura el niño le contestó: “Ahh, estoy haciendo un tazón para ti y otro para mamá para que cuando yo crezca, ustedes coman en ellos”. Sonrió y siguió con su tarea.

Las palabras del pequeño golpearon a sus padres de tal forma que quedaron sin habla. Las lágrimas rodaban por sus mejillas. Y aunque ninguna palabra se dijo al respecto, ambos sabían lo que tenían que hacer.

Esa tarde el esposo tomó gentilmente la mano del abuelo y lo guió de vuelta a la mesa de la familia. Por el resto de sus días ocupó un lugar en la mesa con ellos. Y por alguna razón, ni el esposo ni la esposa, parecían molestarse más cada vez que el tenedor se caía, la leche se derramaba o se ensuciaba el mantel.

Los niños son altamente perceptivos. Sus ojos observan, sus oídos siempre escuchan y sus mentes procesan los mensajes que absorben. Si ven que con paciencia proveemos un hogar feliz para todos los miembros de la familia, ellos imitarán esa actitud por el resto de sus vidas.







Los padres y madres inteligentes se percatan que cada día colocan los bloques con los que construyen el futuro de sus hijos. Seamos entonces constructores sabios y modelos a seguir.

He aprendido que independientemente de la relación que tengas con tus padres, siempre los vas a extrañar cuando ya no estén contigo.

He aprendido que aún cuando me duela, no debo estar solo.

He aprendido que aún tengo mucho que aprender.

“La gente olvidará lo que dijiste y lo que hiciste, pero nunca como la hiciste sentir.”

ANÓNIMO

loading...

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Wao! Ese mensaje es impresionante si las personas siguieran ese ejemplo el mundo seria mejor.

Carolina Gonzalez dijo...

<>

Carolina Gonzalez dijo...

LOS HIJOS , CUANDO SON JOBENES SE OLVIDAN DE QUE SUS PADRES TAMBIEN LO FUERON,Y QUE TRABAJARON PARA DARLES AMOR COMODIDADES ESTUDIOS , CONSEJOS, POR ESO CUANDO SUS PADRES SON VIEJITOS. SE OLVIDAN DE DECIRLE <>5223QUE LOS QUIEREN , BRINDARLES AMOR. AL CONTRARIO. LOS CORRIGEN DURAMENTE CUANDO SE EQUIVOCAN Y NO PIENSAN QUE ES EL EJEMPLO QUE LES ESTAN DANDO ASUS HIJOS. LOS LLEVAN AL HOGAR DE ANCIANOS Y LOS VISITAN CUANDO PUEDEN .ESA SERA LA EXPERIENCIA QUE RECOGERAN SUS HIJOS YUN DIA NO MUY LEJANO L SUS HIJOS LE DEVOLVERAN LO MISMO QUE LES HICIERON ELLOS ASUS PADRES<><

Laura Castorena dijo...

También es triste que nuestros abuelos, padres tuvieron la presidencia de enseñarnos y querernos dieron su juventud para cuidarnos sin ponernos condiciones y muchos de nosotros o la mayoría cuando crecen no los soportan sin ponerse a pensar que un día no muy lejano vamos estar igual o peor por eso ay que cuidarlos y quererlos para que tengamos la esperanza que nos traten bien yo cuide a mis abuelos por ocho años ata que murieron y ahora que no están conmigo me doy cuenta que los sigo extrañando y necesitando como si estuviera chiquita nunca dejan de hacernos falta aunque sea para platicar ahora me la pasó sola porque mis hijos ya tienen casa uno su vida y el más pequeño quiere estar con sus amigos o jugando con sus juegos mi esposo trabajando y yo sola antes iba a su casa y los cuidaba en la tarde regresaba y se me haciael día chiquito porque me entretenía con ellos ahorra tengo todo el tiempo pero me la paso sola me hacen mucha falta los extraño mucho :''(

Anónimo dijo...

pues es triste ver que la gente no valora lo que nuestros padres hicieron cuando fuimos pequeños y en el momento que ellos ya son personas de la tercera edad a mucha gente les estorba y los dejan en asilos osimplemente los hacen a un lado pero lo bueno es que la vida da muchas vueltas y todo mundo va para esa edad y ojala y no paguen si alguien se porta asi con sus padres ok

Anónimo dijo...

q linda refklexion, nino enseno a sus padres q todos vamos a llegar a esa edad del abuelo, y asi como hicistes asi te haran a ti, ya cuando el abuelo esta en esa edad molesta pero q no hicisron ellos por nosotros; cuando estabamos pequeños: tenemos q ser agradecidos porq la mayoria de las veces son esos seres los q se desviven por nosotros:

Anónimo dijo...

Dios gracias x poner esta reflexion es muy bonita y deja muuucho q aprender me enknta

Anónimo dijo...

Ojala algun dia nos demos cuenta de lo importante que es el amor y darselo a nuestros seres queridos, todos los integrantes de una familia deben de hacerlo sin importar la edad,los niños son nuestros maestros muchas veces pues con el agite de nuestras vida y querer darle la perfeccion se nos escapa ese detalle tan importante que es el amor, respeto, consideración, convivencia, me encanto y que de recuerdos bellos nos deja los abuelos aun estando enfermos...

alicia contreras dijo...

GRACIAS POR TODOS SUS COMENTARIOS

Anónimo dijo...

Hermoso mensage todos bamos a viejos y hay k recordar lo k no kieras k reagan pues nolo agas tu nunca aún k sea lo más ..

Anónimo dijo...

los padres se olvidan de vivir para criar a sus hijos con todo su amor cuidarlos en la enfermedad educarlos tratar de que jamas les falte nada tuve 4 hijos varones,hoy confieso que solo 1 se ocupa y preocupa por nosotros y eso es muy doloroso seguimos unidos en los recuerdos victoria y sergio casados en 1970

Anónimo dijo...

Yo siempre escuchaba esta historia de mi abuelito q para mi siempre fue y sera un padre, el contaba de una manta vieja y sucia para su padre en lo demás todo igual a la historia aprendamos a valorar y a amar a esos seres q nos aman tanto

Lissette dijo...

Hermosa reflexión, no siempre seremos jóvenes ellos hicieron mucho x nosotros hay q ser recíproco

Anónimo dijo...

Bello hermoso inspirador

Anónimo dijo...

LINDA HISTORIA Y MUCHAS VECES SUCEDE EN MUCHAS FAMILIAS HAY HIJOS MALAGRADECIDOS NO RECONOCEN EL AMOR DE PADRE YMADRE PIDO QUE DIOS LOS HAGA RECAPACITAR Y SEARREPIENTAN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...