DECORAR LA HABITACION DEL BEBE SEGUN EL FENG SHUI


Si estás preparando la habitación de tu futuro hijo, y quieres que no solo sea bonita, sino también que sea el mejor lugar para tu bebé, no dudes en tomar algunos consejos del feng shui. El feng shui es un sistema chino para la disposición y colocación de objetos dentro de un recinto, de forma que la energía fluya correctamente.

¿Quieres saber cómo decorar la habitación del bebé según el Feng Shui? Entonces, sigue estos consejos


Elegir la habitación del bebé

La habitación del bebé no debe estar cerca de un garaje ni tener una habitación vacía a continuación. No debe colocarse donde hay exceso de ruido, como una sala de estar con la televisión prendida o cerca de un vecino ruidoso o una calle transitada.


Elegir el lugar donde va la cama

Este es uno de los puntos más importantes: la cuna debe estar contra una pared sólida frente a la puerta con la cabecera de la cuna contra la pared. Si colocamos el lado largo de la cuna contra la pared, dejamos al bebé a la defensiva.

No puede ir contra una ventana o directamente en línea con la puerta, ni tampoco contra una pared inclinada.


Opta por colores suaves

Si utilizamos colores demasiado brillantes o chillones, el bebé estará sobre estimulado y no descansará bien. Como el sueño es tan importante para el correcto desarrollo, elige colores suaves.

Elige blanco, pero no lo combines con negro: si vas a hacer combinaciones, escoge colores que estén cerca en la paleta, como verde y azul, blanco y beige o amarillo y rosa.


Crea movimientos suaves en la habitación

Una habitación con demasiadas cosas muy estáticas hace que la energía se estanque, y esto no es beneficioso para el crecimiento del niño. Para crear un flujo de energía escoge móviles y colocalos cerca de la ventana, o un pequeño ventilador a baja temperatura. Evita los ventiladores de techo.


Evita los objetos puntiagudos

Asegúrate de que no hay esquinas y objetos puntiagudos apuntando a la cabeza o el cuerpo del bebé. Si es así, cambia la disposición o llevatelos a otra habitación.


Evita los objetos puntiagudos

Asegúrate de que no hay esquinas y objetos puntiagudos apuntando a la cabeza o el cuerpo del bebé. Si es así, cambia la disposición o llevatelos a otra habitación.


Mantén la luz en balance

La habitación del bebé no puede tener una luz muy brillante ni muy oscura. Puedes poner un regulador o varias fuentes de luz para mantener la habitación en armonía. Si hay mucha luz el bebé no descansará bien, si tiene poca luz podría tener problemas respiratorios.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...