CUANDO LA BOCA CALLA EL CUERPO HABLA !!



Reprimir las emociones te puede enfermar
Todos conocemos personas que se “guardan” todo y muy pocas veces muestran sus emociones. Quizás nosotros mismos lo hacemos en ocasiones. El problema es que cuando las emociones negativas no se expresan, ese resentimiento o malestar se va acumulando y en un momento u otro, tarde o temprano, nuestra salud lo refleja. 

Nuestro estado anímico afecta directamente a nuestro estado físico. Por lo tanto, entender cómo gestionar nuestras emociones cuando estamos inmersos en una enfermedad grave puede darnos cierta estabilidad interior que va a producir mayores posibilidades de recuperación.
¿Qué efectos tienen las emociones sobre el organismo?
Podemos identificar algunas emociones perjudiciales: la alegría desbordada, la ira, el miedo, la ansiedad, la melancolía, la tristeza y el autoritarismo. Con el tiempo, los extremos en estas emociones causan estragos en nuestro cuerpo.

Si la persona experimenta conflictos internos, preocupaciones o situaciones emocionales que no ha podido resolver, es posible que algunos órganos en particular comiencen a expresar ciertas consecuencias negativas. 

- Un exceso de ira daña el hígado.
- Un exceso de miedo daña a los riñones y la vejiga.
- Un exceso de alegría, la híper excitación, daña el corazón y el intestino delgado.
- Un exceso de tristeza daña los pulmones.
- Un exceso de ansiedad perjudica el estómago, el bazo y el páncreas.
- Un exceso de dominio y autoridad sobre las demás personas desequilibran el intestino grueso.

TOMALO EN CUENTA Y ARREGLA CUANDO ANTES ESTAS EMOCIONES QUE NO DEJAN QUE TU ORGANISMO FUNCIONE ADECUADAMENTE, HASTA LA PROXIMA !!

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...