DESCUBRE AQUI LOS GRANDES MITOS DEL CABELLO, CIERTO O FALSO !!









¿Qué es cierto y qué es falso cuando de pelo se trata? Aquí las respuestas:

Mito 1: Cortarte el pelo de manera frecuente hace que te crezca más rápido

Falso: El cortarte las puntas no tiene absolutamente nada que ver con que el pelo te crezca. ¿Por qué? Porque tus puntas no están relacionadas con el funcionamiento de los folículos de tu cuero cabelludo (área en donde se determina que tan rápido y cuanto pelo te va a crecer). El pelo crece en promedio de 1 a 2 centímetros al mes, ya sea que te lo cortes o no.

Recortar el pelo de manera regular podrá lograr que esté más sano en las puntas, creando la ilusión de verse más largo. Deshacerte de las puntas partidas reduce el quiebre (que es lo que hace que se vea más delgado en las puntas y por lo tanto más corto). Lo recomendable es cortarte el pelo cada 12 semanas mínimo.



Mito 2: Tengo que cambiar de shampoo para que me siga funcionando

Falso: No necesitas estar rotando tu shampoo para recibir los beneficios. Si recientemente te pintaste el pelo o estás usando secadora, planchas o tenazas, considera usar un shampoo más humectante. De lo contrario usa el que te guste.



Mito 3: Enjuagar el pelo con agua helada le da brillo

Verdadero: Esto es algo que nos dicen casi todos los estilistas. La lógica: el agua muy fría hace que la cutícula del pelo se cierre , se aplane y de esta manera se refleja luz en el pelo y desaparece la apariencia opaca.

Usa un acondicionador y productos que contengan silicones y aceites para suavizar la cutícula y limita el uso de tenazas, secadora, planchas, etc.



Mito 4: Para que el pelo esté sano,  lo tengo que cepillar 100 veces al día

Falso: Esto se debe a la supuesta lógica de que los aceites naturales de tu pelo se van a distribuir de tu cuero cabelludo al resto del pelo y le dará un brillo impresionante. También se piensa que va a estimular la circulación sanguínea del cuero cabelludo motivando el crecimiento.

No es verdad. De hecho el cepillar causa fricción, llevando a que la cutícula se dañe y se rompa, haciendo que el pelo se vea opaco y frizzy. Peínate lo menos posible, ya sea para desenredar o para estilizarlo. Usa peines de cerdas gruesas y separadas y cepillos con cerdas de plástico. Los cepillos de cerdas naturales no son uniformes y pueden ser duros para tu pelo y cuero cabelludo.








Mito 5: Si te lavas el pelo menos, tu cuero cabelludo va a producir menos grasa

Falso: No importa que tanto te laves con shampoo; el cuero cabelludo va a producir la misma cantidad de grasa. El no usar shampoo, no va a tener efecto en las glándulas sebáceas; es la genética y las hormonas lo que determina la cantidad de grasa que producimos.

No lavarte el pelo con shampoo puede causar suciedad y acumular grasa en el cuero cabelludo provocando inflamación e irritación que puede obstaculizar el crecimiento. El cada cuanto te lavas el pelo, es una decisión personal, usa tu juicio. Utiliza un shampoo que te humecte cuando sientas que lo necesites, ya sea diario o cada 3 días.





Mito 6: Si tengo pelo graso no debo de usar acondicionador

Falso: El pelo graso es consecuencia de una producción excesiva de sebo. Así que brincarte el acondicionador no va a solucionar el problema. En este caso debes de usar un shampoo que sea para pelo graso y sí aplicar acondicionador de medios a puntas.



Mito 7: Los ingredientes naturales que contienen los shampoos los podemos usar como remedios caseros

Falso: El que un shampoo o producto contenga ingredientes naturales no significa que sea bueno que nosotros lo copiemos en casa. Por ejemplo, el limón puede irritar el cuero cabelludo o la menta (ingrediente que muchos shampoos contienen) puede ser muy irritante. No porque un shampoo contiene cierto ingrediente quiere decir que tú lo puedes aplicar en su forma más pura. Los shampoos están formulados para que estos ingredientes funcionen sin irritar.



Mito 8: Raparle el pelo a tu bebé hará que nazca más grueso

Falso: El pelo con el que un bebé nace, puede que sea el pelo con el que crecerá o no, su pelo cambiará con el tiempo. El raparlo no va a cambiar la textura ni hará que crezca más grueso. Su destino en cuanto a pelo se refiere, ya está determinado.



Mito 9:  Fumar saca canas

Cierto: De acuerdo a J. G. Mosley del Leigh Infirmary en Lancashire, Inglaterra, en un artículo publicado en Science News, los fumadores tienen 4 veces más probabilidades de desarrollar canas y de hecho el fumar está también asociado con la pérdida acelerada de pelo.



Mito 10: Lavarte el pelo todos los días lo reseca

Falso: El shampoo indicado para tu textura y con la humectación adecuada lo va a mantener con cuerpo y brillo. La clave es encontrar el que a ti te funcione. Es posible diluir el shampoo con agua o elegir shampoos libres de sulfato.








Mito 11: Usar trenzas apretadas, colas de caballo o chongos rígidos provocan la caída de pelo

Cierto: La alopecia puede ser provocada por jalar constantemente el pelo con peinados rígidos por mucho tiempo.



Mito 12: El cloro de las albercas te pone el pelo verde

Cierto: Las personas que nadan diariamente y que tienen pelo rubio o químicamente procesado lo tienen más poroso, desarrollando tonos verdosos con el tiempo. Esto se puede prevenir con shampoos humectantes que limpien el pelo del cloro.





Mito 13: Comer gelatina hace que te crezca el pelo

Falso: De acuerdo a los dermatólogos, no hay evidencia que la gelatina te ayude a que te crezca el pelo.



Mito 14: Si te arrancas una cana te salen 2

Falso: El quitarte las canas no hace que se multipliquen por 2.



Mito 15: Lavarte el pelo con shampoo para caballo

Falso: No hay evidencia científica que muestre que el lavarte con un shampoo para caballo te lo va a dejar igual a la crin de una yegua.



Mito 16: Si agrego píldoras anticonceptivas al shampoo me crece más rápido

Falso: Esa asociación de pensar que por poner hormonas topicamente nos va a acelerar el crecimiento tampoco tiene evidencia, ¡ese sí es un mito ochentero!



Mito 17: Los hombres prefieren el pelo largo

Cierto: De acuerdo a estudios, los hombres generalmente se sienten atraídos a mujeres que tienen un largo de pelo que pasa los hombros. En un estudio en que se proyectaron varias fotos de mujeres con distintos largos de pelo, los hombres calificaron más atractivas las caras que tenían pelo largo. En otro estudio se mostró que los hombres perciben a las mujeres con pelo medio y largo como más sanas y por lo tanto como especímenes ideales para la reproducción. ¿Pero a quién le importa? El pelo corto es hermoso cuando te queda bien. Ejemplos: Natalie Portman, Audrey Hepburn o Mia Farrow.

Fuente: The Beautyeffect

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...