REMEDIOS CASEROS PARA ELIMINAR LAS BOLSAS DEBAJO DE LOS OJOS !!


COMO SOLUCIONAR EL PROBLEMA DE LAS BOLSAS DEBAJO DE LOS OJOS?



¿Sufres de bolsas u ojeras? Las bolsas de los ojos son un efecto natural de la edad, pero también pueden deberse a la falta de sueño, alergias y hábitos que promueven la retención de agua. Las bolsas de los ojos son una preocupación cosmética que puede hacer parecer a las personas cansadas o desanimadas. Aprende a reducir la apariencia de las bolsas de los ojos con remedios rápidos.

 Toma bastante agua. Las bolsas de los ojos son frecuentemente causadas por la retención de agua debido a la alta concentración de sal en esa área. Puedes despertar con bolsas después de comer una cena salada o después de llorar. Ya sea por las lágrimas o por la comida, la sal puede quitar agua de la cara y acumularla debajo de los ojos.
Elimina el exceso de sal de tu sistema al tomar agua. Evita alimentos salados por el resto del día.
Aléjate de las bebidas que causen deshidratación como el café y el licor.


Alivia tus ojos con algo frío. Probablemente has escuchado que colocar pepinos sobre tus ojos te ayudará a reducir las bolsas de los ojos, pero en realidad es la temperatura fría la que alivia el área. Lo que sucede es que los pepinos tienen la forma, el tamaño y la textura perfecta para tratar las bolsas de los ojos, así que ve y corta algunos. Solo asegúrate de refrigerarlo de antemano.
Si no tienes pepino, humedece unas cuantas bolsitas de té y enfríalas en el congelador o el refrigerador antes de colocarlas sobre los ojos. Utiliza un té tranquilizador como la manzanilla o la menta para que obtengas los beneficios de la aromaterapia al mismo tiempo.



 Ponte un poco de corrector. En el corto plazo, corregir las bolsas y las ojeras con un poco de maquillaje es la solución más rápida y efectiva. El maquillaje adecuado puede reducir de gran manera la apariencia de las bolsas y mantenerte con una estética fresca todo el día. Sigue estas instrucciones para aplicar maquillaje de corrección:
Escoge un corrector que vaya con tu piel. Si las bolsas de tus ojos son oscuras, también podrías optar por un tono más claro. Aplica el corrector con tu dedo o bolita de algodón. Asegúrate de aplicarlo suavemente en lugar de frotarlo. El maquillaje corregirá las bolsas de forma más efectiva si se mantiene en la superficie de la piel.
Después del corrector, continúa con polvo de maquillaje para fijarlo todo el día. Utiliza un polvo mate (no uno con brillo) y un pincel de rubor para aplicar un poco de polvo debajo de los ojos.



Con bolsitas de té. El tanino del té ayuda a veces a bajar las bolsas de los ojos.
Pon agua a hervir y pon dos bolsitas de té en el agua caliente.
Levanta y baja las bolsitas hasta que estén bien remojadas.
Sácalas y deja que enfríen en un plato. Si quieres, cúbrete la cara, la nariz y los ojos con papel toalla o con una toalla de mano.
Acuéstate en algún lugar cómodo. Ponte cada bolsita de té sobre cada ojo. Levanta tus pes y relájate unos cuantos minutos.
Después de relajarte un poco, sácate las bolsitas. En el mejor de los casos, se verán menos hinchados cuando te veas en el espejo nuevamente.


Cambia tu posición de dormir. Las personas que duermen boca abajo o de lado tienen una posibilidad mayor de despertarse con bolsas en los ojos, ya que estas posiciones hacen que el fluido se acumule debajo de los ojos durante la noche. Quienes duermen de costado incluso pueden notar que el ojo del lado en el que durmieron tiene una bolsa más grande que la del ojo del otro lado.
Prueba gradualmente dormir boca arriba con más frecuencia que boca abajo o de lado. No es fácil cambiar posiciones de dormir, así que tendrás algunas dificultades para acostumbrarte al principio.
Ponte una segunda almohada debajo de la cabeza si duermes boca arriba. Con tu cabeza en un leve ángulo hacia abajo, los fluidos no se acumularán debajo de los ojos en la noche.

CONSEJOS:



Congela bolsas de hielo. Luego aplícalas en tus ojos sobre una toalla delgada.

Lávate la cara con agua helada.

Coloca dos cucharas (no plásticas) en el congelador por 15 minutos. Sácalas y colócalas sobre cada ojo, con la pala viendo hacia abajo. Cierra los ojos una vez que las cucharas están sobre ellos. Déjalas ahí hasta que se calienten de nuevo.

Coloca 2 cucharadas de té en el congelador toda la noche. Cuando te despiertes, sácalas y colócalas sobre las bolsas de los ojos.

Haz un poco de jugo de pepino, toma pedazos de algodón y sumérjelos en el jugo, para colocarlos en una bolsa de plástico y guardarlos en el freezer durante 1 hora. Luego colócalas sobre tus ojos durante 15 minutos. Los pedazos de algodón durante hasta por 1 semana.

Aplícate bolsitas de té frías.

Trata de no tomar mucha agua antes de irte a dormir, ya que los fluidos se dirigen hacia arriba cuando duermes.



Artículo visto en: Wikihow



No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...