COMO CUIDAR UN ARBOL BONSAI

Cultivar un árbol bonsái es todo un arte, son verdaderas piezas artísticas que en la decoración del hogar pueden aportar una imagen de elegancia, color y alegría.

El bonsái es una de las plantas más delicadas y de las que más cuidados demanda. Estos pequeños árboles son vulnerables a agentes externos como la luz, el aire o el agua. Esto nos obliga a tener mucho cuidado con ellos para disfrutar de su belleza al interior del hogar.

¿Cada cuando se riega?

Para su riego lo mejor es sumergir la maceta en la que se encuentra en agua y luego dejarla escurrir bien, para evitar que se pudran sus raíces y el bonsái se deteriore. El truco está en no dejar que la tierra se seque completamente. Una buena manera de revisarlo es hundir un palillo en la tierra y ver si sale seco.

Algunos bonsái cambian el color de sus hojas y se tiñen de negro y luego se caen, esto se debe casi siempre a un exceso en la cantidad de riego, por eso recuerde que al ser tan sensibles, solamente debe regarlos cuando veas que la tierra de su base está seca.



Cuidado con la luz

Estas plantas son delicadas, por lo tanto debes colocarlo en un sitio luminoso , pero no directamente a la luz del sol. Esta cuestión depende de las distintas especies. Todos los árboles necesitan algo de luz solar para crecer, por lo tanto, ten en cuenta este punto a la hora de decidir dónde vas a colocarlo.

Cómo podarlo

Existe la poda de mantenimiento y la poda de formación. Gracias a esta última podrás recortar tu bonsái y adaptar la forma que más te guste. Sin embargo, la poda no es necesaria inmediatamente de que haz comprado tu bonsái.

Hay algunos bonsáis, por ejemplo los olmos, ligustrum y zelkovas, que suelen crecer mucho durante el verano, llegando a tener unas ramas larguísimas que afean su aspecto.

En este caso debes cortar esas ramas con cuidado (nunca en pleno sol, siempre al final del día) no es algo que ponga en peligro la salud de la planta. De esta manera también consigues ir dándole forma y mantenerla. Se dice que para dejar una rama ésta tiene que tener al menos cinco hojas para que sirva, si no, es mejor cortarla.



Fertilizante

Los fertilizantes que requieren los bonsái son especiales y específicos para las mismas, ya que poseen bajos niveles de nitrógeno potasio y fósforo. Además contienen microelementos extras.

El abono más adecuado es el orgánico sólido para bonsái. La fertilización debe realizarse durante los períodos de crecimiento. Siempre teniendo cuidado porque si lo utilizas en exceso podrás quemar sus raíces. Tampoco se deben abonar las plantas débiles o enfermas ni después de un trasplante o poda.

COMO ELEGIR UNA MACETA PARA UN BONSAI

Estética
Elegir una maceta que le quede bien al árbol es realmente difícil, ya que diferentes cuestiones como su forma, color, esmaltada o sin esmaltar, deben ser consideradas. Unas pocas normas básicas se suelen emplear para elegir una maceta correcta (no deben tomarse como normas estrictas y, además, las cuestiones estéticas son subjetivas y suelen tener una componente personal importante):
Utilice macetas sin esmaltar para pinos y resto de coníferas.
Para árboles de hoja caduca puede usar tanto macetas esmaltadas como sin esmaltar, pero se recomienda no emplear una bandeja esmaltada de alto brillo a menos que el árbol desarrolle flores o frutos.
La anchura de la maceta debe rondar los 2/3 de la altura del árbol.
La altura de la maceta, sin embargo, debe ser de una a dos veces el grosor del tronco en su base.
Para árboles de aspecto “masculino” emplee macetas angulosas, mientras que para las de aspecto “femenino” o árboles con gran cantidad y pronunciadas curvas, mejor elegir macetas redondeadas.

Finalmente, tenga en cuenta que es más importante la salud del árbol que las cuestiones estéticas, es decir, se debe elegir una maceta suficientemente grande para que su bonsái viva sin problemas antes que otra realmente bonita pero en la que el árbol tiene grandes posibilidades de perecer.

PLAGAS Y ENFERMEDADES DE LOS BONSAI

Al igual que cualquier otra planta viva, los bonsáis pueden verse afectados por cualquier plaga o enfermedad. Sin embargo cuando sus plantas están sanas y cuidadas adecuadamente, el riesgo de infección se reduce al mínimo.
De forma breve: asegúrese de que sus árboles están plantados en la mezcla de tierra adecuada así usted sabrá cómo regarlos y con qué frecuencia, no se exceda ni se quede corto con el abonado y finalmente sitúe sus bonsáis en el sitio correcto. Aunque las probabilidades de que un árbol sano contraiga una enfermedad son bajas, por supuesto no son nulas y puede verse infectado.

Los siguientes síntomas le ayudarán a identificar el problema

Hojas muertas en el bonsái
Las hojas se vuelven amarillas de repente y caen del árbol. Esto es debido frecuentemente a una falta de agua esporádica. Cuando las hojas se vuelven amarillas lentamente y finalmente mueren se debe frecuentemente bien a un riego excesivo o bien a un exceso o falta de abono.

Plagas visibles sobre el árbol
Trate de identificar correctamente los insectos por ejemplo haciendo fotos y solicitando ayuda en el foro de bonsái online correspondiente o bien comparando los insectos que tienen sus árboles con las fotografías que puede encontrar en internet.

Insectos que frecuentemente atacan los bonsáis
Insectos comedores: saltamontes, hormigas barrenadoras, orugas, abejorros carpinteros, cigarras, minadores de las hojas, babosas y caracoles.
Insectos chupadores: pulgones, ácaros, cigarras, avispas, gorgojos
Organismos del suelo y parásitos: nematodos, gusanos
Insectos beneficiosos: mariquitas, arañas, crisopas, mantis religiosas, lombrices
Después de haber identificado el problema compre un insecticida (químico o bien biológico) para tratar los árboles. Siga cuidadosamente las instrucciones del producto y comience el tratamiento empleando la mitad de la dosis recomendada, si fuera necesario puede incrementar la dosis posteriormente.

Virus y hongos
La presencia de virus se puede detectar a partir de síntomas tales como decoloración en las hojas y muerte repentina de ramas. Separe y aísle los árboles infectados de los árboles sanos para evitar su contaminación. El tratamiento consiste en la eliminación de las partes infectadas del árbol y la fumigación con un fungicida. Limpie cuidadosamente y desinfecte las herramientas empleadas en árboles enfermos.

Mezclas de tierra recomendadas para bonsái
Las diferentes especies de árboles demandan diferentes mezclas de suelos pero se pueden describir las dos mezclas más habituales: una para árboles de hoja caduca y otra para coníferas. Ambas mezclas consisten en akadama (para darle aireación, drenaje y una mediana retención de agua), suelo orgánico (rico en nutrientes y para la retención de agua) y grava (drenaje)

Dese cuenta de que ambas mezclas pueden y deben adaptarse a sus circunstancias climatológicas locales. Por ejemplo, si vive en una zona con un clima relativamente húmedo y lluvioso debería incrementar la proporción de grava y akadama.

 Tierra para bonsáis de hoja caduca
50% Akadama
25% Compost orgánico
25% Grava
 Tierra para bonsáis de coníferas / pinos
60% Akadama
10% Compost orgánico
30% Grava



Información de: BONSAIEMPIRE

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...