Nos hicieron creer que eramos princesas cuando en realidad somos unas reinas.











Nos enseñaron que existía un príncipe azul y entonces nos enloquecimos suspirando, nos agarramos de los pelos las unas con las otras por el tipo, nos limamos el pie para que entrara en el zapato y nos prestamos como números a un azar denigrante para que él nos eligiera. Pero no nos dijeron que el príncipe, de azul no tenía nada, que el castillo era de cartón, su sonrisa momentánea y su realeza inexistente.
Nos enseñaron que un beso nos despertaría de un sueño eterno, que adoptaríamos la forma del verdadero amor, que la belleza física no importaba y debíamos enamorarnos de un corazón, pero no nos avisaron que un beso también podía condenarnos al insomnio, que el amor no se trata tan sólo de parecerse al otro, sino de complementarse, moldearse cada uno en su molde pero juntos.





No nos avisaron que con el corazón a veces no alcanza, que las ideas y los pensamientos no siempre enamoran, que si fuera así todos seriamos correspondidos.
No nos advirtieron que las hadas madrinas no existen y que los finales no son precisamente para siempre ni tan felices. Nos invadieron con ideas acerca de un amor perfecto pero no sabían que el amor es imperfección, que es prueba y fracaso, que es felicidad y también herida
Nos hicieron creer que eramos princesas cuando en realidad somos reinas y somos todos los que se nos antoje ser
No nos dijeron que nuestra desnudes era hermosa, más admirable que cualquier vestido, que somos profundas, intensas, que no necesitamos la aceptación de nadie más que no sea de nosotras mismas.




Loading...

Nos enseñaron la delicadeza de los modales y se les olvidó decirnos que podíamos pisar fuerte, acariciar suave, abrazar y aprehender, proteger y gritar.
Se nos enseñó tan mal y aprendimos tan bien, que ahora nos chocamos contra paredes, nos lastiman el corazón al primer roce y lo volvemos a dar todo mil veces más.
Mujer tienes que saberlo: el príncipe azul no existe, solo es un hombre normal. Y no necesitas que nadie te apruebe, tú eres hermosa y no necesitas que nadie te complete, eres libre, nadie debe venir a liberarte de ninguna prisión.
Sonríe, eres mujer lo puedes todo.

Amy Rodriguez


Loading...

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...